La revolución de las sonrisas: ¡en pie, famélica legión!

Parece que fue ayer cuando daba el pistoletazo de salida a mi carrera como escritor independiente con el lanzamiento de Lo que define a una llama, y, sin embargo, aquí estamos, un año y varios meses más tarde, presentando la que ya es mi sexta publicación oficial: La revolución de las sonrisas.

Lo primero que debo decir sobre esta obra es que no tiene nada que ver con el «procés» salvo por el hecho de que Barcelona también arderá un poquito; lo segundo, que no se trata de una novela, como de costumbre, sino de un conjunto de relatos unidos por el leitmotiv de un apocalipsis zombi muy peculiar, y lo tercero, que aunque, obviamente, sus páginas están plagadas de muertos vivientes, estos no son ni mucho menos lo importante, sino que ese papel le corresponde a los disfuncionales personajes que se enfrentarán a ellos y a las circunstancias tan singulares en que se verán obligados a hacerlo.

Entre los primeros, destacan los siguientes:

  • Màxim: un hombre con problemas psiquiátricos graves a quien el desastre hará dudar de todo y de todos en el peor momento.
  • Olimpia, una versión femenina y nerd del Ramón Sampedro de «Mar adentro» condenada a afrontar las consecuencias de una drástica decisión en pleno apocalipsis.
  • Marianne: una empresaria francesa secuestrada en un zulo desde hace meses que, de pronto, se verá obligada a compartir espacio con alguien que ni se imagina.
  • Dennis y Danton, dos psicóticos universitarios norteamericanos inmersos en la aventura más sangrienta y delirante de todas sus vidas.
  • Necker y Delacróix: alumno y maestro de seducción, respectivamente, cuyas prácticas de campo se verán interrumpidas de una forma muy muy irónica por el estallido zombi.

Este es más o menos el ambientillo que se respira en las páginas de La revolución de las sonrisas.

Como los lectores más avispados ya habréis advertido, los nombres de todos los personajes están inspirados en figuras históricas relacionadas de una forma u otra con la Revolución francesa; y no, no os creáis que esto es casualidad, porque si bien la trama transcurre en 2013, en lugar de en 1789, todos los capítulos están inspirados también en algún aspecto de ese  acontecimiento que la propia trama retuerce a conveniencia para así  pervertir su significado de maneras insospechadas.

Esto quiere decir, en cristiano, que dentro de la trama habrá también un Grande Terreur y una Toma de la Bastilla, entre otros episodios revolucionarios. Lo que seguro que no os imagináis es cómo me las he arreglado para introducir en ella estos anacrónicos elementos, claro.

Resumiendo, que La revolución de las sonrisas es un libro de zombis muy diferente a las propuestas habituales dentro del género cuya arriesgada mezcla de terror, humor negro y velada denuncia social no os pondrá nada fácil saber si tenéis que reíros o estremeceros.

Todo ello, por supuesto, con bonitas ilustraciones obra de Hector R. Asperilla y una edición igual de cuidada que de costumbre fruto del excelente trabajo de Alexia Jorques.

Aquí os dejo los enlaces a Amazon por si os interesa echarle un ojo:

  • Digital: bit.ly/allonsz
  • Papel: bit.ly/allonszf

Espero que lo disfrutéis y… ¡feliz Día de los Muertos (vivientes)!

No Comments

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.